Captura de pantalla 2018-03-04 a las 13.03.23

Una vez hemos decidido dar ese gran paso, y comenzamos a hacer los preparativos para ese maravillosos momento que resulta ser el día de nuestra boda, no podemos obviar y dejar de lado como algo sin importancia un aspecto fundamental como lo es el encargado de retratar e inmortalizar todos esos momentos llenos de amor y alegría que tendrán lugar a lo largo de toda la ceremonia y la celebración.

El fotógrafo de boda será el encargado de hacer esto, y siendo este un día tan especial, lleno de momentos irrepetibles, de ocasiones que no se darán una segunda oportunidad, contar con un profesional que esté a la altura y sepa identificar y capturar al instante esos momentos únicos es algo sumamente indispensable que no podemos pasar por alto.

Escoger quién será el fotógrafo de tu boda puede ser en un principio una tarea ardua y complicada, ya que nadie quiere dejar este apartado en manos de alguien que no le inspire la confianza necesaria para cumplir ese importante rol. Pero si sabes qué debes buscar, esta tarea se te facilitará mucho y encontrar al fotógrafo de bodas perfecto para ese día especial no será algo difícil.

Asegúrate de tener, en primer lugar, ideas claras y definidas de lo que quieres para tu boda: el estilo, los arreglos, el lugar, cómo se va a desarrollar, esto es indispensable ya que lo ideal es que busques un fotógrafo cuya filosofía y enfoque de trabajo esté lo más acorde posible a las ideas que tienes para tu boda.

Luego, una vez hayas comenzado la busca, estudia con detenimiento cada propuesta que consigas, revisas los sitios web de los fotógrafos de boda, revisa qué tipo de servicio te ofrece cada uno, estudia la manera en que abordan el tema de la fotografía de bodas, cuál es su visión, su sentir al respecto, que los mueve o motiva a realizar este tipo de fotografía en lugar de otros.

Revisa su portafolio y estudia las imágenes, ve la iluminación, la composición, lo que trasmite, el enfoque que más gusta utilizar. Ve ay aprende cómo trabaja y cuál es el enfoque que da a sus fotografías, para que te asegures de encontrar al fotógrafo que te dé o se acerque más a darte los resultados que tienes en mente.

De ser posible, contáctalo y habla de manera personal e inclusive de ser posible tomen algunas fotografías de prueba, por así decirlo, para asegurarte de que es la persona indicada. Con estos consejos no te será nada difícil conseguir a ese fotógrafo de bodas que se encargue de capturar la magia de ese día tan especial.