despiecesde2

Desde hace un tiempo la legislación española intervino de manera exitosa en el reciclaje de los vehículos cuando se crearon los CATV (Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos). En sí se encargan de la gestión medioambiental de coches en desuso y de sus respectivos componentes, de esta manera se les saca el máximo provecho después de haber salido de circulación.

El proceso por el que atraviesan se compone en: descontaminación, pruebas, limpieza y etiquetado, para posteriormente ser puesto en venta. Los componentes que no aprueben el testeo, son eliminados de forma definitiva y segura; todo un proceso que dista mucho de ser lo que fue antes de que se establecieran las normas por las cuales se rigen en la actualidad.

La seguridad de comprar piezas de segunda mano

Los desguaces antes eran empresas desprolijas, en las que nadie podía estar seguro de nada, ni de dónde provenían las piezas, ni del estado en el que se encontraban, además que no tenían garantía. Por ello, era común que al cabo de unas pocas vueltas, después de haber sido instalados, empezaban a presentar fallas; lo peor de todo era que no había manera de exigir un reclamo.

El proceso de desguace se transformó de un caos, a un procedimiento selectivo de calidad, en el cual los coches y sus diversos componentes son tratados de manera adecuada para ser reciclados. Por si fuera poco, otro servicio que queda a mano de estos profesionales es la tramitación de la baja, la cual para varios resulta algo engorroso; por suerte, los CATV se encargan de notificarlo a Tráfico y culminado el proceso, se le entrega al antiguo propietario del vehículo la debida documentación.

Afortunadamente, en España, existe una gran cantidad de desguaces de prestigio que acatan las regulaciones decretadas por la autoridad, es decir que cumplen con el proceso que se ha detallado, además de dar garantía de los repuestos adquiridos. Algunos sitios web reúnen en un mismo portal a los CATV; a estas redes se les conoce como central de desguaces, y en ellas solo son admitidas empresas confiables.

Los desguaces despieces significan una gran alternativa para reducir el gasto por reparaciones, en lo que respecta a la compra de repuestos, los cuales pueden llegar a ser muy caros, pero usados el precio es mucho menor. Es una excelente manera en la que gana el usuario, la empresa y el medio ambiente.