material-escolar-online.es foto 4

Seguro que más de una madre a estas alturas del verano ya está deseando que empiece pronto el cole, sobre todo cuanto tienen hijos hiperactivos que no paran ni un solo momento de enredar. Yo recuerdo cuando era pequeña que mi madre siempre se ponía enferma cada vez que dábamos vacaciones en el cole, la pobre se sumía en una profunda depresión que se le quitaba de golpe cuando comenzaba el curso. Y es que aunque no lo parezca los niños también se aburren en vacaciones a pesar de que los veamos alegres y distraídos el hecho de que inventen cientos de fechorías para realizar es el resultado de una aburrimiento máximo al que se ven sometidos. Hay quienes intentan distraerlos con lo que más les gusta hoy en día a los niños, las videoconsolas se han convertido en el entretenimiento ideal de cualquier casa que se tercie, cientos de videojuegos entre sus manos puede hacer que no tengamos niños en todo el día, que no se molesten en ir al cuarto de baño ni tan siquiera se acuerden de comer.

Pero claro tampoco es plan de andar así con los niños todo el día pegado al televisor, con juegos que para nada nos gustan y donde precisamente cosas muy buenas tampoco aprenden. Las cosas hay que dosificarlas, ni todo el día va a estar dentro del agua en la piscina, ni viendo la tele, ni jugando a la las maquinitas, ni haciendo deberes como locos paras que no se les llegue a olvidar nada. No hay que ser extremistas es día es largo y creo que se puede hacer de todo, además no solo el día sino que hay un montón de verano por delante donde pueden disfrutar de todo lo que tienen y de mucho más. Por supuesto las actividades es mejor que las hagan, un buen refuerzo nunca viene mal, la vuelta al cole es inminente dado a cómo va el tiempo de rápido y no está demás que todos los días realicen una hoja de esos libros que venden en verano. Para ello podemos echar un vistazo a la siguiente web material-escolar-online.es y ver que nos pueden ofrecer, quien sabe igual vemos cosas interesantes y ya de una pasada nos quitamos las molestas compras de principio de curso en un abrir y cerrar de ojos, todo es cuestión de entrar y mirar.