desguaces4x4.net

No es nada nuevo la alternativa de comprar repuestos usados, sin embargo, su fama no era muy favorable, pero con el paso del tiempo la confianza en este mercado ha ido mejorando considerablemente, no obstante, eso no significa que se haya erradicado ciertos riesgos y, por ende, conviene estar alertas para evitar cualquier fraude o malversar el dinero.

Como toda pieza usada hay que estar consciente que el tiempo de vida útil, por supuesto, será menor al de un recambio nuevo. Ahora bien, lo que se debe tener en cuenta al respecto es en qué estado se encuentra. Si su funcionamiento es óptimo puede constituir una solución por un lapso aceptable, pero si presenta fallas, puede representar una vulnerabilidad, y tratándose de coches, esto se traduce como un peligro latente.

Por otro lado, hay piezas que si no contemplan un sistema mecánico, eléctrico o digital, sino que se trate de un repuesto estático, como por ejemplo un envase, lo que hay que ver es la calidad del producto como tal,  que pueda resistir sin inconveniente y cumpla con su finalidad perfectamente. En este grupo se pueden incluir también múltiples accesorios, es decir, no representan ningún peligro, eso sí, es bueno verificar que vayan a ser duraderos.

Asimismo, hay que asegurarse de que sea la pieza exacta, que cumpla con las especificaciones del requerimiento, que sirva para la marca, modelo y año del coche que se desee reparar, que no vaya a quedar flojo o muy ajustado, que encaje perfectamente.

Riesgos externos al recambio

Lo que se explicó anteriormente tiene que ver con factores intrínsecos a los recambios, pero no todo lo que debemos evaluar está asociado directamente al producto, existen otros elementos que necesariamente se han de considerar si no se quiere correr ningún riesgo.

Los principales serían:

  • Mecánico: el conocimiento del profesional a cargo es crucial, de nada serviría, incluso un repuesto nuevo y original, en manos de un inexperto, o que no sea su especialización.
  • Establecimiento: que no sea un vendedor pirata sino un centro realmente autorizado para tal fin, que de factura y garantías. Aquí también influye la especialización, pues si tenemos un vehículo rústico, nos convendría es un desguace para 4×4, por nombrar un caso.

Usuario: siempre va a depender del trato adecuado que le den quienes usen el coche. Que el mantenimiento sea oportuno y cuando algo se averíe se actúe con prontitud.