despiecesdecoches.com foto 1 (6)

Casi siempre al planificar un viaje se piensa en qué lugares de interés visitar, es bueno acudir a los más populares para vivir la experiencia, porque si gustan a otros tantos han de ser muy buenos. Barcelona es una ciudad sorprendente no solo para los turistas, también para los lugareños, aunque estos últimos para darse cuenta deben notar los detalles que van más allá de lo obvio.

A continuación se mencionan algunas particularidades comúnmente conocidas y otras no tanto:

Parque Güell, Barcelona: es como adentrarse en un cuento de hadas, los pasillos, paredes, esquinas, todo está meticulosamente decorado. Originalmente era una finca y fue comprada con el fin de hacer de ella una ciudad jardín. Este paraíso es obra de Antoni Gaudí y ha sido declarada patrimonio histórico de la humanidad.

Casa Batlló: podría ser la casa de los sueños de cualquier niño, fue diseñada por Antoni Gaudí, es colorida, llena de detalles y la textura exterior del techo pareciera ser un dragón dormido sobre la edificación; por otra parte, las ventanas y balcones se asemejan a formas florales, vegetales y animales. Se encuentra ubicada en “la manzana de la discordia”, conocida así por la rivalidad que existía entre los arquitectos que diseñaron las casas de ese tramo.

Barrio gótico: es una zona de calles estrechas de estilo medieval y pueden conseguirse desde bares y restaurantes, hasta museos e iglesias. Abundan artesanos que venden joyas y cuero por toda la avenida La Rambla, además los fines de semana se arman mercados de arte y es un deleite visitar las diferentes chocolaterías que hay. Aún se conserva parte de lo que fuera el barrio judío o como es conocido “El Call”, donde se halló una antigua sinagoga que fue restaurada y se abrió al público.

El mundo subterraneo: bajo la ciudad hay numerosos túneles que han servido de diversas formas, como escondite durante la guerra, cursos de agua, entre otros. Hay estaciones de metro fantasmas, es decir que nunca fueron abiertas; no obstante, Transport Metropolitans de Barcelona organiza un recorrido anual para 300 personas. También hay dos bares subterráneos que tienen su entrada propia y gozan de muy buen ambiente a pesar de no ser muy espaciosos.

Solo le será necesario cargar combustible para redescubrir la ciudad; sin embargo, si en el plan trazado se atraviesa una avería contacte un despiece de coches. Estas compañías se consiguen fácilmente por Internet y generalmente solo bastará completar un formulario con lo que precisa para que en poco tiempo se comuniquen con usted.