pildoradeldiadespues-es-foto-3

Son muchas las personas que mantienen relaciones sexuales a diario con su pareja o de forma esporádica, el sexo es una manera bonita de conocerse y de disfrutar con la otra persona. Hay a quien le gusta hacerlo con la misma persona a diario y quien prefiere cambiar de pareja ya que le gusta el meter gente nueva en su cama. La verdad que en cualquiera de los dos casos siempre que se realice sexo con otra persona deberemos hacerlo con la máxima precaución es decir, lo primero para evitar una enfermedad de transmisión sexual y otra por evitar de esa manera un embarazo no deseado. Para ello en el mercado podemos disponer de varios métodos con los que protegernos y poder disfrutar de un sexo mucho más sano, está claro que el mejor que podemos utilizar en el caso de tener relaciones con varias personas distintas es siempre el preservativo, ya que sabemos que es con el que nos protegeremos de coger cualquier cosa, debemos pensar que al igual que a nosotros nos gusta el relacionarnos con otras personas a la persona que esté con nosotros le pasará igual por lo que toda precaución siempre será poca.

En el caso de tener pareja estable y saber de primera mano que los dos están sanos se podrá omitir el uso del preservativo pero si queremos evitar un embarazo deberemos tomar otro tipo de precauciones más precisas de manera que no nos llevemos uno que otro susto. Debemos saber que si en algún momento nos fallara la protección podremos hacer uso de la píldora del día después para evitar de esa manera poder quedar embarazadas. Claro en este caso es de vital importancia saber de qué manera funciona este tipo de píldora ya que no podremos tomarla así a la ligera, si no que deberemos hacerlo solo en el caso en el que el método de protección hubiera fallado, tan solo deberemos acudir a la farmacia ya que nos la dispensaran sin necesidad de que nuestro médico nos la tenga que recetar.

La verdad que son muchos los métodos que podemos utilizar tan solo deberemos saber cuál es que mejor nos va, quizás será cuestión de probar y ver con cual nos sentimos mucho más cómodos de esa manera podremos disfrutar del sexo de una manera sana sin necesidad de tener que preocuparnos por nada.